viernes, 10 de febrero de 2012

La oficina está aburrida.
¿Qué tal mudarse a un castillo?
Y usar ojotas y una toga bien cómoda,
que te entre aire por las bolas;
que te den de comer en la boca delicias húngaras
que te hagan bailar divertido,
embebido,
como un bizcochuelo.
Que te rellenen dulce:
con arroz y merengue
Y si en algún momento te pinta,
volver a la oficina
en shortcito blanco
-tipo tenis-
escafandra verde
-tipo buzo-
y una tanguita roja
-bien de trola-.

martes, 7 de febrero de 2012

Voluta de agua

inoportuna: es verano
inoportuna: son de fuego
inoportuna es la manera
de comportarse del cielo

no me saques la sonrisa
no me saques este viento
no me saques los dibujos
que garabatea el abuelo